Entrevista con Daniel Agra

Daniel Agra estará exponiendo con nosotros Gallaecia Perpetua del 16 JUL al 30 AGO

Daniel Agra: Gallaecia Perpetua

Atelier de Fotografía: ¿Recuerdas los tiempos en los que elegiste la Fotografía como tu forma de expresión?

Daniel Agra: Aunque los que me conocen y me padecen saben que mi memoria nunca ha sido uno de mis fuertes, sí que recuerdo y con mucho cariño esos principios en los que tenía la necesidad de contar cosas, de expresar a través de las imágenes, dejar de documentar para pasar a expresar. Recuerdo perfectamente el día que me hice ese planteamiento. Estaba haciendo una fotografía macro de un diente de león y en ese mismo instante una ráfaga de viento lazo sus semillas a volar, fue ahí donde me dije a mi mismo que lo que realmente me apetecía y que quería que fuese mi camino, era contar el viaje de esas semillas desde una vertiente más artística.

A.d.F.: ¿Qué es el mundo de la Fine Art Photography? ¿Qué relevancia tiene en los medios fotográficos españoles?

D.A.: Una gran pregunta que a día de hoy sigo sin tener una respuesta clara, pero al menos para mí Fine Art es aquella fotografía que puede salir un poco de lo que se entiende, fotográficamente hablando, como normal y que busca crear una atmósfera artística o mágica desde lo visual, una disciplina más de las diversas que existen como medio de expresión de cualquier  fotógrafo, que aunque poco a poco va cogiendo cada día más relevancia, en este país, por lo menos es mi opinión, sigue siendo tratada como una disciplina secundaria. Somos un país de documentalismo y  todo lo que se salga de ahí, ni está de moda ni es relevante para el supuesto mercado, entendiendo por mercado precisamente, una parte de esos medios fotográficos nacionales. Yo hago la fotografía que quiero hacer, no la que me “sugieren” como la única válida.

A.d.F.: ¿Existe de algún modo oposición entre el Fine Art y el fotodocumentalismo, tan en boga?

D.A.: Si, son dos maneras diferentes de interpretar un trabajo, dos planteamientos con resultados visuales distintos, en definitiva y personalmente para mí, dos estilos de ver, hacer e interpretar la fotografía, pero que respeto y admiro, es más, yo he hecho documentalismo y me sigue gustando, pero prefiero actualmente tener una visión mucho más artística que el hecho de documentar porque si, necesito que me apasione lo que estoy viendo y haciendo. Por adelantar algo, tengo que reconocer que estoy trabajando en la segunda parte de Gallecia y va a quedar bastante documentalista.

A.d.F.: Tú has transitado abundantemente por la abstracción, que no es un planteamiento apriorístico de la Fotografía. En cambio, Gallaecia Perpetua es paisajismo en estado puro. ¿Has querido evocar a Peter Henry Emerson o hay algún juego simbolista en Gallaecia Perpetua?

D.A.: Peter Henry Emerson, Ansel Adams, William Henry Jackson y nos podríamos aburrir de nombrar a grandes maestros del Paisajismo. Siempre han sido inspiradores de mis trabajos, pero no ellos, cualquier fotógrafo resulta ciertamente inspirador y de cualquier disciplina, de todo el mundo se aprende, ese es uno de mis principios, pero realmente en este caso es una vuelta o más bien un homenaje a mis inicios que fueron naturaleza y streetphoto, pero llevándolo del documentalismo al fine art por medio de la sobreexposición mediante un filtro ND 400 y como aglomerante el agua como el elemento de vida y de transformación, un cierto juego simbolista sobre mí mismo y mi camino o evolución hacia la abstracción. Todos mis trabajos actuales son pensamientos o creencias o estados de ánimo personal.

Daniel Agra: Génesis

A.d.F.: Te has lanzado a escala global. Concursos internacionales, exposiciones en Roma, Londres, los EE.UU… En cambio, la Fotografía española, generalmente, sigue atrincherada en una supuesta relación directa entre público y autor, muy convencional. ¿Es que aquí todavía nos huelen las manos a queso con pan o cuentas con razones para escapar del localismo?

D.A.: Creo sinceramente que algo nos huele. No es una cuestión de localismo si o localismo no, es una cuestión de donde y porque. Donde quieren mis trabajos?? … donde me hacen propuestas expositivas?? … donde me invitan a postular?? … porque lo hacen??. Yo aquí no voy a quedar, tarde o temprano todos nos iremos y si algo queda de mí, será lo que mi familia, mis amigos y el resto de las personas quieran recordar. Fotográficamente hablando, quedara el trabajo y el camino que recorra. No me va a encontrar nadie a mí en ninguna vanidad de premios o exposiciones o lo que sea, eso es mérito del trabajo y a él le pertenece, y como tal tengo que defenderlo. Que ponga Daniel Agra no es lo importante, podría poner Pep Paramos o Macarena Garay y no dejaría de tener la misma importancia. A las pruebas me remito… donde está expuesta Gallecia Perpetua ?? … y después también enlazándolo con la pregunta que me hacías sobre la relevancia de los medios en este país, pues también está muy claro .. Invitaciones para postular para un premio…. Categorías a postular (este es un ejemplo) …    ADVERTISING, ANALOG/FILM, ARCHITECTURE, FINE ART, etc … incluye también Documentalismo, Fotoperiodismo, Editorial, Fotolibro… todas las disciplinas cuentan, todas son fotografía y todas son arte, aparte de que son juzgados los trabajos por diversos expertos mundiales, no por el criterio de una sola persona. Aquí en este país obviamente parece que no se piensa igual.

A.d.F.: Sin duda eres un gran conocedor del mercado del arte. Has comisariado, has montado un proyecto de galería muy ambicioso para una ciudad como A Coruña, con Spazo. ¿Podrías indicarnos cuatro rasgos que singularicen el estado actual del mercado del arte?

D.A.: Soy un eterno aprendiz de todo lo que puedo. El mercado actual se enfrenta a diversos desafíos,  principalmente la preocupación es cómo encontrar nuevos clientes, intentar diferentes enfoques para reinventarse, las ferias de arte siguen siendo clave y encontrar nuevos coleccionistas se ha convertido en imprescindible, el contexto económico es influyente, la situación socio-política, es un momento de retos importantes en el mundo del arte.

Daniel Agra: Abyssurbs

A.d.F.: Dicen que vivimos en una sociedad de los méritos…

D.A.: Meritocracia…. bueno, no sé hasta qué punto y que tipo de méritos. Si consideramos por ejemplo que aparecer en un programa de televisión eso es meritocracia, frente a por ejemplo, el respeto y admiración que deberíamos tener por las personas que se dejan la piel todos los días por ayudar a los demás, por lo menos para mí somos más bien una sociedad algo enferma que otra cosa. Precisamente este tema de lo social lo intento tocar en Ensueños de Teseracto. Creo que más bien que vivimos en una sociedad en la que  …” Formamos parte de un lavado de cerebro colectivo que nos conduce a ser una civilización de autómatas, seres culturales influidos por nuestro alrededor, miméticos como meméticos, sumergidos en un mar de imágenes e información entre el caos y lo insondable, que estamos siendo programados por la colectividad de nuestra cultura mediante la idea de que de esta forma se propaga una infalible ilusión, que así es y será el mundo y así nosotros lo creamos más allá de que esto suceda o no”  … creo que tendríamos que hacer una profunda reflexión como sociedad de que son méritos y que no lo son y a partir de ahí analizar realmente si lo somos o no. En la actualidad creo que en general hay una meritocracia mal entendida.

A.d.F.: La euforia del fotolibro parece el fuelle de un pulmón mecánico. Se infla, se desinfla; se infla, se desinfla… A menudo se describe ese ámbito de la expresión fotográfica actual como territorio de la autocomplacencia y de la endogamia. ¿Hay alguna salida de ese círculo privado?

D.A.: Se infla y se desinfla como una moda. El fotolibro a mí me parece un recurso bueno para presentar y dar a conocer un proyecto, un trabajo, pero desde el Fine Art, mi opinión actual es que debe de ser la guinda de un pastel. Primero exponer el trabajo, copias fotográficas y como guinda si se quiere un fotolibro pero ahora bien, sí que es verdad que en cierta medida es territorio de autocomplacencia y endogamia, parece que si no has hecho un fotolibro en tu trayectoria, es como si no existieses. Creo que es más interesante la copia fotográfica o incluso, como en mi caso en algunos proyectos, no solo la copia si no la venta del negativo, obra de arte única.

A.d.F.: Y ¿Qué decir del coleccionismo de la copia fotográfica, tan importante en el resto de Europa y apenas indiciario en España? Es curioso que existan muchos aficionados que, a la vez que se sienten muy estimulados por el intercambio privado de impresiones fotográficas, no dejan de invertir en ópticas y cámaras, a veces cantidades cuantiosas, pero no encuentran el suficiente valor artístico en la Fotografía como para invertir algo de ese dinero en impresiones de calidad. ¿Qué nos ocurre? ¿Somos especialmente anómalos como mercado del arte?

D.A.: Somos un país distinto en muchos aspectos y uno de ellos este. A veces me encuentro con fotógrafos que lo único de lo que saben hablar es de su inversión en equipamiento y siguen sin entender que lo importante es el ojo, no el equipo que tienes. Una copia fotográfica de calidad siempre es un valor seguro de inversión, siempre y cuando el autor en cuestión crezca revalorizando su trabajo. La fotografía es un arte y creo que no se entiende como tal, o por lo menos la inmensa mayoría de las personas no interpretan la fotografía como algo artístico, fuera de los círculos habituales fotográficos, posiblemente por la falta de una cierta cultura artística y de coleccionismo.

Daniel Agra: El jardín de Entelequia

A.d.F.: Para terminar y volviendo con Gallaecia Perpetua, se trata de un trabajo que se ha expandido en series. ¿Puedes desvelarnos algo sobre ello y de la motivación que te lleva ramificar este trabajo en esas vías concretas?

D.A.: Personalmente cuando me planteo un proyecto intento siempre, manteniendo un discurso, que sea visualmente “distinto”. Gallaecia Perpetua el planteamiento son tres partes por las distintas técnicas que se  aplican, siendo un proyecto final con el nombre de Gallecia. Como explique antes, Perpetua es una técnica y un dialogo. La segunda parte será Intempore, posiblemente la más documentalista de todas, ya que lo que busco es la implicación directa del observador, siendo la tercera parte Human, la que aplicare como técnica un filtro óptico de desarrollo propio. Para tener una mejor perspectiva, tanto en el tiempo como en el concepto, prefiero desarrollar con margen, así puede ir creciendo a la par que yo también lo voy haciendo. Prefiero tener proyectos abiertos e ir aportando, que centrarme en uno solo y no dejarlo hasta acabar. También tengo que reconocer, que entre la primera y la segunda parte ha pasado demasiado tiempo, spazo me limitó mucho.

A.d.F.: ¿Y qué viene luego? ¿Qué ideas se están encendiendo en el imaginario creativo de Daniel Agra pensando en dar otro paso adelante?

D.A.: Los pasos siempre para adelante, eso seguro!!!. Siempre hay fluyendo ideas por mi cabeza, pero seguir con Abyssurbs, voy ya por la cuarta técnica, seguir con neowabi (Asimetrías Urbanas) voy por la segunda técnica y posiblemente habrá una serie pequeña nueva. Estoy en este momento desarrollando un filtro para ese pequeño proyecto de 24 fotografías, así como Gallaecia Intempore, la segunda parte de Gallaecia Perpetua.

Ante todo agradeceros enormemente el interés, dedicación, respeto y cariño que le ponéis a la fotografía en Atelier y por ende, a los autores que tenemos el privilegio de que nos abráis las puertas de vuestra casa y ofrecernos la posibilidad de mostrar nuestros trabajos.

A.d.F.: Gracias a ti por brindarte con Gallaecia Perpetua a nuestro espacio, Daniel.

Daniel Agra: Gallaecia Perpetua

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *