¡Apadrina Una Gallina Fotográfica!

Pincha la foto para acceder

Este está siendo un año muy distinto para todos. Nosotros, los fotógrafos, como tantas personas y otros profesionales, estamos viviendo las consecuencias de una situación que nos ha cambiado radicalmente nuestro estilo de vida, nuestra posibilidad de trabajar.

Apadrina Una Gallina Fotográfica es una iniciativa creada para dar visibilidad a nuestro oficio, a nuestra pasión. Nuestras cámaras han continuado haciendo click durante todos estos meses. En muchos casos únicamente para realizar fotografía de autor, algo que con la rutina del día a día y la falta de tiempo, hasta ahora, resultaba prácticamente imposible.

Nosotros, más de cincuenta gallinas fotográficas, nos hemos unido para ofrecerte la oportunidad de disfrutar de nuestros huevos, de nuestra obra, de nuestras fotografías, creadas en su mayoría durante el confinamiento y las restricciones que estamos viviendo y adquirirlas a un precio muy especial.

¡Estas Navidades regala fotografía de autor! Haz tu pedido en

www.apadrinaunagallinafotografica.es

Todo partió de una conversación sobre el escaso interés que hay en nuestro país y, en concreto, en nuestra comunidad, por la compra de obra fotográfica impresa. Sobre la invisibilidad del sector fotográfico en medio de las consecuencias de una pandemia cuyas imágenes, en España, han sido, además, omitidas por los medios de comunicación aún a pesar de los numerosos trabajos sobre el confinamiento que han surgido por medio de las redes y que han supuesto una enorme contribución de los creadores fotográficos para mantener los ánimos durante el inquietante período del confinamiento y frente a la desaparición de esa querida rutina que tanto se parece a la realidad y que, de pronto, quedó en suspenso.

Entonces, inesperadamente, las artes, la música, la literatura, las artes plásticas y, dentro de éstas, la fotografía, empezaron a tomar  de nuevo un lugar en nuestras vidas, recobraron la supuesta función social sobre la que tanto se ha teorizado en cuanto a ellas, sencillamente por el esfuerzo entusiasta asumido por los creadores, conscientes de que generar contenidos que nos distrajeran del marasmo era algo urgente…

En ese punto de la conversación, Gimena Berenguer puso sobre la mesa este proyecto que de inmediato cambió nuestras perspectivas y nos movió de la inquietud interrogante a esgrimir una iniciativa para que las cosas sigan cambiando, y no quedarnos con la boca abierta ante un mundo que no deja de girar.

Y así decidimos albergar a la Gallina Fotográfica y colaborar con ella.

Pep Paramos.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *