Ricardo Alcalde: «Extraños sin Paraíso».

En exposición del 13 DIC al 10 ENE, de lunes a viernes, de 17:30 a 21:00.

Inauguración, Jueves 12 DIC, a las 20.00.

Ricardo Alcalde es un fotógrafo salmantino asentado desde hace décadas entre nosotros. De la escuela del fotoquímico Xosé Gago, Ricardo Alcalde trabaja como pocos la técnica del carbón directo, una de las primeras técnicas pigmentarias exitosas en el copiado de fotografías y que continúa ofreciendo a día de hoy una riqueza de matices, contraste y definición excepcionales.

Sus premios Ejército y su Medalla Gaudí apenas dan cuenta de la excepcionalidad de su trabajo, que ha recorrido desde los páramos de Diwaniya (Irak) al clamor del más límpido flamenco jerezano. Maestro del desnudo, documentalista de nuestra antropología en «Señoras e señores: o solpor dun legado» (Museo do Pobo Galego, 2008), su Nikon FM2 es la herramienta básica para capturar un imaginario intenso que nos aborda interrogante desde unas copias magistrales.

Para nosotros, siempre interesados en la preservación de la tradición fotoquímica, esta exposición es también una declaración de principios, pues pocas veces se puede encontrar tan buen ejemplo de integración entre técnicas de reproducción nobles y una fotografía de rabiosa modernidad.

«Extraños sin Paraíso» es, además, un trabajo de feroz abstracción en el que podrá reconocerse el Meursault que habita dentro de cada uno de nosotros.

Ricardo Alcalde valorando pruebas en el laboratorio de Xosé Gago

Cada día nos cruzamos con cientos de personas, quizá miles. Gentes en tránsito, como nosotros. Es el acto que más hacemos durante la vida, cruzarnos con nuestros semejantes, y sin embargo no dejan de ser un misterio. Con algunos coincidimos unos minutos o unas horas y con muy pocos unos años pero, a la larga, acabas caminando solo. Te cuelas en el circo solo y lo abandonas solo, esta es la única certeza. Todos los demás son extraños que deambulan.

         Son fotos de figuras humanas en movimiento en un paisaje despojado de accidentes en la medida de lo posible, para que el resultado sea unas imágenes que tienen más de oníricas que de reales. Criaturas despojadas de identidad que habitan un paisaje ambiguo. Opté por hacer las tomas en una playa porque es allí donde los humanos mostramos una libertad y variedad de movimientos difícil de encontrar en otros pagos. Hay fotógrafos que salen con la cámara a ver que encuentran y otros que solo la sacan cuando ya han encontrado lo que quieren, yo soy de éstos últimos. No creo que una sea mejor que la otra, solo descubro cual es la mía. Mis proyectos aparecen misteriosamente en mi mente y allí siguen madurando durante meses, a veces años, mientras me dedico a otras cosas y cuando se sienten que su evolución ha llegado a su fin me exigen su liberación y me pongo manos a la obra. En el aspecto ejecutivo suelo ser rápido, una vez superados los asuntos de logística.      

Las fotos están tomadas en una playa de la provincia de Cádiz, en película Tri-x de Kodak. He ampliado los negativos en película ortocromática I.D.S., con reveladores de formulación propia. Las copias que se ven están positivadas mediante la técnica llamada  carbón directo, que es un proceso histórico, de los llamados nobles, de la fotografía, que fue descubierto en Francia en la década de los 70 del siglo XIX. A mis copias les suelo dar tres capas de pigmento, una tierra roja, una tierra amarilla y la última capa es carbón mineral . ~Ricardo Alcalde.

UNA SEMBLANZA DE RICARDO ALCALDE POR RICARDO ALCALDE:

Un Domingo por la mañana de la década de los 80 vi una exposición del fotógrafo salmantino Pepe Núñez, mostraba Salamanca de una forma que no creí que fuera posible hacerlo. Creo que de ahí viene mi afición a hacer fotos.

  Poco después me compré una cámara, disparé mucho y fracasé más. Hasta que alguien me dijo que los fotógrafos que yo admiraba positivaban ellos mismos sus negativos. Dicho y hecho, al poco tiempo monté un precario laboratorio en un cuarto de baño de casa. Empecé y más de 30 años después ahí sigo.

   Los fines de semana me acercaba a comprar papel a Madrid, a la antigua tienda de Fotocasión y me pasaba la semana positivando. Primeras exposiciones colectivas en Madrid, Ciudad Real, Salamanca y Santiago.

    Me traslado a vivir a Pontevedra y entablo amistad con Xosé Gago, de su mano conozco los procesos históricos de la fotografía así como amplios conocimientos de química fotográfica. Y seguimos.

     He expuesto, ya de forma individual, entre otros sitios en el Ateneo Santa Cecilia de Marín, en el Museo do Pobo Galego en Santiago, en la sala de exposiciones de la Diputación en Pontevedra, en el Centro Andaluz de Flamenco en Jerez de la Frontera, en el Museo López Villaseñor de Ciudad Real, en la Real Sociedad Fotográfica en Madrid, en la galería Mediadvanced de Gijón, en la Lomography Embassy de Gijón, etc. Esta de las exposiciones y de la promoción de mi obra en general es una faceta que tengo bastante desatendida. No sé hacerlo mejor.

     Me han publicado trabajos en la Revista Interviu, en La Revista Foto, en la Revista arte fotográfico. El Museo do Pobo  Galego editó el libro » Señoras y señores, o solpor dun legado» con fotografías mías de carácter antropológico.

      He sido Premio ejército de Fotografía en los años 2004 y 2007. Este último año también conseguí La Medalla Gaudí en su versión internacional. ~Ricardo Alcalde.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *