Espejo Coruña: Marcelino Martínez

Inauguración 23 de agosto. En exposición hasta el 18 de septiembre

Prorrogamos dos semanas mas!! No os la perdáis!!

Exposición "Espejo Coruña" por MArcelino Martínez en Atelier de Fotografia

Un reflejo es una imagen alternativa de lo que ven nuestros ojos habitualmente con un encanto y originalidad que sin lugar a dudas capta nuestro interés.

Hoy en día rara vez es la situación en la que disfrutamos con cada paso que damos en nuestros trayectos diarios, sin embargo un pequeño paseo por la ciudad puede desvelar otras visiones que reflejan las personalizaciones mas profundas.

Todo reflejo nos proporciona una visión un poco más desfigurada de la realidad y realmente nosotros como los edificios o emblemas arquitectónicos de la ciudad presentamos fachadas prácticamente perfectas que habitualmente guardan secretos difíciles de mostrar.

Sin necesidad de profundizar en particularidades, virtudes o defectos, reconocer esos secretos puede permitirnos abrir las puertas de una mayor felicidad.

Por eso pasear por la ciudad disfrutando con cada rincón, edificio o monumento sin barreras de tiempos ni espacios y pudiendo apreciar cada detalle del mismo, cada reflejo que desvirtúa pero al mismo tiempo nos muestra la belleza de su interior, son sinónimos de fotogramas de una vida más coherente y dichosa.

Pablo Martínez

Marcelino Martínez (A Coruña, 1953)

Mi relación con la fotografía aflora a una temprana edad ya que mi padre tenía una cámara fotográfica Regula de 35 mm de fabricación alemana, sin fotómetro y completamente manual. En mi juventud la utilicé mucho y lo que en principio era una mera afición, poco a poco se fue convirtiendo en una verdadera pasión que, a partir de los años del Servicio Militar y hasta estos momentos, puedo compartir con mi buen amigo José Caruncho.

En aquellos tiempos me hice con una cámara Nikon de 35 mm y mis fotografías, me imagino que como la mayoría de los fotógrafos de la época, eran de temática familiar. Más tarde, e intentando buscar imágenes de mayor calidad compré, de segunda mano, una cámara Hasselblad de 6×6 cm. A partir de ahí mis imágenes fueron cambiando, interesándome más por temas sobre la naturaleza, viejos edificios absorbidos por la misma u obras arquitectónicas de todo tipo; aunque siempre intento buscar, cosa nada fácil, puntos de vista diferentes y originales que inviten a la reflexión.

Fruto de muchas de esas jornadas pude editar, hace cinco años, un modesto cuaderno en el que he seleccionado una pequeña colección de imágenes de esos viejos edificios absorbidos por la naturaleza con el título de Symbiosis. Ahora me llega la oportunidad de exponer algunas, pero de un trabajo más reciente relacionado con nuestra ciudad, en la que he fotografiado algunos de los edificios más emblemáticos pero intentando escaparme de las típicas imágenes turísticas. El título de la exposición es: Espejo Coruña.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *